29.5.13

Estrés y memoria

Un reciente estudio del Hospital de Sant Pau ha venido a demostrar que el estrés provoca daños irreversibles en el cerebro que acarrean pérdida de memoria.
No es de extrañar.  Si uno va todo el día corriendo de aquí para allá y metido en mil negocios (en el sentido de negación del ocio, no de ganar dinero) no puede fijar la atención en ninguno de ellos, por lo cual el cerebro, que, como dij
o Woody Allen, es el segundo órgano preferido por todo el mundo, reacciona y se dice a sí mismo: "¿Para qué voy a guardar esta vorágine de conversaciones, números de teléfono, matices, llaves, claves, citas, gráficos, reuniones, cancelaciones de reuniones, memorandos..., si a este tipo/-a parece que le importan un pimiento?".
Así que los deja pasar y los excreta vaya usted a saber cómo ni por dónde, quizá en pesadillas kafkianas o en tics imperceptibles.
Por eso quizá la meditación es el mejor antídoto contra el estrés, ya que, en lugar de no parar de pensar, consiste en pararse a no pensar.

No hay comentarios: