31.8.09

Libro recomendado

Un bárbaro en Asia, Henri Michaux (trad. de J. L. Borges)
Mucha franqueza, mucha agudeza, mucha generalización, mucho humor y respeto. Los japoneses no salen bien parados. Los chinos, sí. Con los indios se hace un lío espectacular. A los musulmanes no los traga. Los mejores, los nativos de Java y Bali.
Interesante, a pesar de lo dicho y de que el libro es de 1933.
Algunas citas:
-"En la India, nada para ver, todo que interpretar".
-"El árabe, tan violento en su lenguaje eruptado..."
-"En la India, si no se reza, se pierde el viaje. Es tiempo dado a los mosquitos".
-"En Europa todo acaba en tragedia. Jamás hubo filosofía en Europa (al menos después de los griegos, ya muy discutibles)".
-"Confucio: el Edison de la moral".
-"Lo que más posee el chino es el arte de esquivarse".
-"El japonés no sólo se achica ante Dios, o ante los hombres, sino ante la ola más pequeña, ante la hoja encogida de la caña..."
-"Mírense, europeos, mírense. Nada en vuestra cara es apacible. Todo es lucha, deseo, avidez. Hasta la paz la queréis violentamente."
Este libro lo tenía muerto de risa en la estantería desde el 91 y ahora me dio por sacarlo. No me arrepiento.
La foto que acompaña a esta nota la hice en el Ganges y sí, es una japonesa realizando el baño ritual ante la mirada multicástica de los hindúes y los turistas. Toda Asia en un metro cuadrado (de agua).

23.8.09

Vida, muerte, realidad y televisión

Una interesante reflexión del casi siempre interesante Vargas Llosa sobre el no menos interesante incidente del presentador de reality brasileño que organizaba asesinatos para dar la noticia el primero.

21.8.09

Violencia normalizada

¿Son muchas o son pocas 116 reyertas en una feria como la de Málaga? Lo ignoro. Lo que sí sabemos es que es muy normal, ya que el alcalde ha declarado unos renglones más arriba de la noticia que "La feria transcurre con mucha normalidad". Eros, Baco y Zánatos hartitos de rebujito.

19.8.09

Foto de cabecera

Chumbos, prensa y hartavacas.
Mi anfitrión limpió con la ayuda de tan socorridas hierbas unos higos chumbos, o chumbos a secas, que nos sirvieron de desayuno. Un famoso diario de tirada nacional retrasado sirvió como soporte provisional y contrastivo, creando una escena de surrealismo agrario.

13.8.09

Andaluces, calmaos

Al parecer, una picapleitos ha argumentado que las iras de su cliente están provocadas por su naturaleza "andaluza". Me lo expliquen. Mira que han caído tópicos sobre el ser andaluz, pero hasta ahora el andaluz irascible, airado, cabreado... no era ninguno de ellos. Si hasta cuando los perros andaluces se ponen violentos se considera una obra de arte surrealista. Sea por Andalucía libre, España y la humanidad.

9.8.09

Web recomendada

El gran Forges a toda pastilla. Sin comentarios.

Deporte, salud y cultura

¿Cuántos van ya?
Ayer fue el capitán del Español de Barcelona. Estaba en la habitación de un hotel en Florencia con el equipo, hablando con la novia y de pronto, zas, asistolia irrecuperable y se acabó. ¿Dónde terminan las casualidades? No es el primer futbolista/deportista que cae fulminantemente a veces en vivo y en directo. A ver si alguna universidad americana hace alguno de esos estudios estúpidos que no sirven para nada (los pelos del cogote crecen 1,5 veces más rápido que los de las axilas) y averigua qué está pasando con la dieta, con la vida, con las medicinas o con lo que sea de estos muchachos.
El deporte no es la actividad más sana ni moral que puede realizar el ser humano: luxaciones de tenistas, meniscos y ventrículos de futbolistas, cráneos de ciclistas y pilotos de F1... lo certifican. Y otro día hablaremos de los oscuros entresijos inmobiliarios de los clubes, del merchandising, de la acaparación de espacios/tiempos (in)formativos, del tráfico de sustancias dopantes, de culturistas desinflados, boxeadores sonados, peleas, aplastamientos y avalanchas en las gradas, bengalas en el pecho de los aficionados, navajazos letales entre hinchas, fomento del nacionalismo, regionalismo, provincianismo, barrismo...


8.8.09

Libro gracioso

Platón y un ornitorrinco entran en un bar..., Thomas Cathcart y Daniel Klein.
Esto era un libro de filosofía explicada con chistes. A los filósofos les parecerá una tontería degradante, comercial, capitalista, soez y vulgar. Al resto de los mortales, un libro de chistes que se usan para intentar explicar los grandes conceptos de la filosofía occidental. Los chistes son muchísimo mejores que las explicaciones, que no son del todo malas, dicho sea de paso. Para seguir el tono del libro contaré un chiste de los que hay dentro de él:
Una vaca le dice a otra:
--¿Te das cuenta de que pi se suele abreviar con cinco números, pero en realidad progresa hasta el infinito?
La otra vaca comenta:
--Muuuuu.

6.8.09

Película recomendada

Lejos de la tierra quemada, dir. Guillermo Arriaga.
El guionista de Amores perros, Babel y otras buenas películas monta un thriller deconstruido con magníficas interpretaciones de la Theron y la Bassinger, que lucen a propósito sus cuerpos en decadencia (relativa) como para decir a todos que son actrices y no muñecas hinchables. Quizá le sobren siete o diez minutos y quizá tenga algún fallo de guion, pero te mantiene sentado en el sillón el rato que dura el visionado.

2.8.09

La felicitá era esto

Soy feliz porque, a pesar de la fecha en la que estamos y de que no he salido del país, aún no me he enterado de cuál es la canción del verano.

Anécdota astronómica

Hay por ahí un proverbio no sé si chino o japonés que dice que cuando alguien señala la luna el tonto mira el dedo. Pues bien, me han regalado un telescopio. Me tiré dos o tres días intentando alinearlo para que el ordenador buscara planetas, estrellas, galaxias y cuásares, pero no había manera. Me bajé un programa de la red (Cartes du Ciel) que está muy bien, pero no tenía manera de cuadrarlo con la hora y el sitio. Total, que cuando estaba de una pantalla a otra, mi mujer, que a la sazón me había regalado el telescopio, descubre algo "extraño" moviendo el tubo movida por el sexto sentido femenino. Me acerco, miro, remiro, compruebo con el programa y resulta que estábamos viendo Júpiter con sus satélites y sus rayas de colores. Una maravilla. Ganas me entraron de arrancar el buscador de estrellas y de tirarlo, junto con el portátil, por la terraza a esperar que el camión de la basura los mandara a otra dimensión.