30.3.10

El sentido del sinsentido

Cuenta Woody Allen en un viejo relato que el protagonista era tan culto que había leído Finnegans Wake en la montaña rusa de Coney Island. Esta novela está considerada, junto con las Soledades de Góngora y las instrucciones para hacer la declaración de la renta, el texto más ininteligible de la historia de la literatura y de la escritura en general.
Estaba yo un día en el hall de un hotel esperando a alguien y en el sofá de al lado conversaban educadamente tres individuos. Al poco rato llegué a la conclusión de que se trataba de un tribunal de tesis doctoral de la rama de filología inglesa. Uno de los cátedros presumió de haber escrito varios artículos sobre Joyce y Finnengans Wake. Continuó tan erudita charla y justo antes de concluir, la conversación derivó hacia la dificultad de la novela de marras y el mismo profesor confesó: "Yo nunca he leído Finnengans Wake".
Pues bien, ahora va a poder leerla al módico precio de 300 euros en la versión barata, porque una editorial de nombre igualmente impronunciable (Houyhnhm) ha recompuesto las miles de páginas manuscritas por Joyce, quien no pudo revisar la primera edición porque estaba ciego.
Cuando se publicó la obra en 1939 todo el mundo coincidió en que Joyce había perdido la chaveta.
Hoy cunde el desánimo entre los interpretadores, pitonisos y augures: Finnengans Wake tiene ahora sentido y se puede entender.
Con bromas como éstas se hace la historia del mundo.

29.3.10

El peor de los pecados

No es casualidad que el Dante colocara en el noveno círculo del infierno a los traidores, justo al lado de Lucifer, el primer y gran traidor.
La traición destroza el más íntimo y sagrado de los sentimientos humanos, la confianza. Ignoro si la Iglesia católica actual acata la estratificación dantesca medieval o tiene ahora otro ranking para clasificar los pecados. Recuerdo que cuando estudiábamos el catecismo había como dos ligas: los veniales y los capitales. Pensaba yo en mi estulticia infantil que los veniales tendrían algo que ver con las venas, con la sangre, con los asesinatos y que los capitales eran aquellos que no cometían las gentes de pueblo o catetos.
En cualquier caso, los curas, párrocos, presbíteros, arciprestes, monaguillos, obispos y cardenales que han participado activa o pasivamente en la corrupción de menores, vivan en villorrios o en Boston, deberían estar muy cerca de lo peor, a pocos puntos de Hitler, Judas y otros de ese jaez.
No es de recibo que la Iglesia se eche a la calle porque una ley ampara el derecho a parir o no parir de las mujeres violadas y corra un tupido velo, como capa de arzobispo, como sábana nefanda, sobre esta dantesca traición.

Un petirrojo

...que estaba en el parque de mi barrio.


28.3.10

Nuevas fotos de Saturno

Este Saturno es el nombre que los romanos dieron a Cronos, dios del tiempo, patrono de los relojeros, modelo de Goya, padre de Júpiter e hijo de Urano, a quien castró con una hoz que le había proporcionado su madre, la diosa Gea. Como es bien sabido Cronos /Tiempo se comía a sus propios hijos, metáfora donde las haya, y Júpiter, gracias a los ardides de su madre, Rea, logró no ser devorado y mató a su padre. He aquí pues una confabulación matriarcal antropomítica de hijos y madres contra padres. Cronos era lo que los historiadores de la religión llaman un deus otiosus, un dios pasado de fecha, caducado, que no hace nada, y que es sutituido por una nueva generación de jóvenes y audaces dioses.


De Pigmalión al batacazo












Me he encontrado un artículo de Elvira Lindo que debería conocer todo hijo de vecino. No lo enlazo porque no sé dónde está. Yo lo he leído porque soy face-admirador de ella y lo acaba de colgar en su página.
La cosa va de lo siguiente. Los padres antiguos no paraban de decir que la vida era muy dura, que si no te ponías la pilas te iba a llevar la corriente, como al camarón, que si el valle de lágrimas y otras hipérboles sacrificantes y sacrificadoras. Los padres de ahora no paran de incentivar la autoestima de sus retoños diciéndoles que saben más de lo que en realidad saben, que pesan menos de lo que en realidad pesan, que son más guapas de lo que en realidad son. Es el llamado efecto Pigmalión, que consiste en que, a fuerza de animar al alumno, al hijo, al discípulo, éste acaba creyéndoselo y actuando positivamente. Lo malo es, como decía Cernuda, la realidad y el deseo. Que luego hay otros más altas, más guapos, más listas, más rápidos, más cultas... que uno, que una y, zas, el batacazo, la depresión y la autoestima por los suelos, como antaño.
Si te auguran el infierno y te encuentras simplemente la vida, lo podrás sobrellevar. Si te prometen Disney World y te topas con los jefes, con los castings, las oposiciones, los camiones de la basura, los yogures caducados y la declaración de la renta, pues se te viene el mundo a los pies.
Moraleja: ni tanto, ni tan calvo. Ni Pigmalión, ni Casandra.

Las dos grandes fiestas del catolicismo español

La primera celebra el nacimiento del hombre/niño-dios y se usa como aglutinante familiar y como señuelo comercial.
La segunda llora la muerte de ese mismo hombre-dios y se utiliza como aglutinante localista, exaltación del conservadurismo barroco, del militarismo nacionalista y como señuelo turístico.
Entre ambas la voz del Cristo clama en un desierto de egoísmo, materialismo y crueldad desaforados.
La religión es el incienso del pueblo que apenas logra ocultar el hedor de la vida cotidiana.

23.3.10

Propósito

De aquí en adelante me propongo escribir entradas que no sobrepasen las diez líneas. Es por mi salud ocular y la de los lectores, pero sobre todo por la mía.

22.3.10

Buda y Voltaire

Hay algo en común entre el príncipe indio del siglo VI a.C. y el burgués sarcástico del XVIII. Ambos descreían del exceso. Buda se retiró a ayunar y luego se arrepintió. Voltaire dijo: "El exceso de placer no es placer".
Ambos descreían del lenguaje. Buda dijo que el hombre se atasca en las palabras como un elefante en el barro. Voltaire escribió: "La lengua disimula y encubre los designios" ; "Hay quienes sólo usan sus palabras para disfrazar sus sentimientos".
El lenguaje es un problema, pero sólo con el lenguaje podemos resolver el problema del lenguaje.
O no, pero en tal caso, no podremos comunicarlo.

La velocidad de la luz

Einstein erró. La velocidad de la luz no es constante, es relativa. En las cercanías de Barcelona se va a instalar un sincrotrón. Le pregunta un periodista a un especialista (no hay dos partículas más distintas en el universo) qué es exactamente esa cosa. Respuesta: "es una instalación que genera luz". Al mismo tiempo en otra parte de Cataluña muchas personas llevan varias semanas... sin luz¡¡¡

21.3.10

Profecía hiperbólica

Pronto vendrán los televisores en tres dimensiones conectados a Internet. (NOTA PARADÓJICA: cuando los aparatos de televisión están a punto de carecer de fondo, sacan la visión 3D. O sea, que habrá más profundidad en el contenido que en el continente). Se abaratan los libros electrónicos y la e-tinta está a tiro de piedra de cargarse los libros y la industria editorial. Es inminente que el mismo aparato sirva para escuchar la radio, navegar por la red, ver la televisión o el cine y leer Madame Bovary. Y entonces habremos llegado al final de este túnel en el que estamos desde hace un par de décadas. Un túnel en el que nos hemos dejado el tiempo y el dinero "estudiando informática", aprendiendo a manejar los móviles, cambiando de ordenador cada tres o cuatro años...
Ya no habrá diferencia entre un medio y otro. La siguiente fase será la implantación de estas máquinas en nuestros ojos y, más tarde, en nuestros cerebros. Nos implementarán software mientras dormimos y aprenderemos turco en quince minutos y vaciaremos la papelera de reciclaje mientras vamos al retrete y amaremos virtualmente y lloraremos en redes sociales ad hoc y quizá ya nunca moriremos o, lo que es lo mismo, nadie sabrá que habremos muerto, porque nuestros perfiles seguirán por los siglos de los siglos circulando por el ciberespacio. Y San Pedro será un programa, una base de datos con barba, y Caronte será un servidor y la laguna Estigia un spam cenagoso y el diablo un hacker sin piedad... Y Dios será Neo, o Keanu Reeves, o Isaac Asimov, o cualquier otro avatar que le coloquemos. Y amén se dirá: "apagar el sistema".

20.3.10

Por fin... sí... ¡las últimas fotos de Japón!

Espero no haber sido muy antivolteriano.

Vistas desde la torre Mori.

Torre Mori.
Sí, es ella...
...la protagonista de Lost in Translation.

La última cena.

En el aeropuerto de Narita.


Sobre la verosimilitud de los dibujos en campos de arroz

Aquí va un enlace sobre los campos de arroz. Y otro. Y otro. Y para rematar, uno de la mismísima Wickipedia.

Yo creo que es algo

Van los agricultores japoneses y se ponen a plantar arroz. Bien, normal, como todos los agricultores del resto del mundo.

El arroz empieza a germinar.

Y crecer.

Y hete aquí que empiezan a aparecer figuras,

que con el paso del tiempo se definen como un famoso cuadro de Hokusai.



Y ya puestos, pues hacemos estos otros con cuadros del antiguo teatro kabuki.


Samuráis al ataque.
Y el mismísimo Napoleón en caballo rampante.



Y éstas son las tres variedades de arroz con las que se hacen estos megaagrocuadros. Cuando tenga más información daré detalles. Estas fotos me han llegado por cortesía de Martina Tuts.

Vistas desde la torre Mori (Tokio)

Edificios singulares y panorámicas urbanitas de Tokio.




El puente Rainbow.

Otra vez el siempre oculto Monte Fuji.




E/Ho-rror en los medios de comunicación

Este post es la segunda parte del titulado "Horror en el supermercado...".
Los etarras grabados por las cámaras del supermercado no eran tales, sino bomberos catalanes. Buena lección para los amigos del linchamiento, del juicio rápido y del "déjate ya de tonterías". Menos mal que no se veía bien, si no, podrían haber sido delatados, detenidos e interrogados (en euskera y francés), mientras los verdaderos terroristas se troncharían de risa en sus oscuros y poco televisivos zulos.

19.3.10

Mnemococineros

¿Es posible que el cocinero de un bar de desayunos padezca alzheimer cuando se jubile, después de haber memorizado 10 pedidos por minuto durante 5 horas al día a lo largo de 35 años?

"Horror en el hipermercado...

...terror en el ultramarino", que decía aquella canción de los ochenta.

18.3.10

Marte

Esta foto la hice hace unas semanas y la tenía en una carpeta perdida. No es gran cosa, pero es la mejor que he conseguido hacer de este planeta, que ahora anda cruzando la noche y a las 22:00 horas aprox. está en todo lo alto o cenit.




Voltaire y yo

Siempre me he considerado muy volteriano ideológica y formalmente. Casi lo convertí en personaje de un corto que dirigí hace unos años.
Leo en una página en la que estamos 10 005 admiradores esta cita del parisino: "El secreto para ser aburrido es contarlo todo". Mucho me temo que acabe aburriendo al personal con tanta foto y tanto Japón y tanta foto de Japón. A lo peor ya no soy volteriano, sino aristotélico, o balzaciano, o plúmbeo sin más.
Menos mal que ya sólo quedan veinte o treinta fotos por subir.
Lo de los vídeos es otro lento cantar.

Dos vídeos del año pasado

Ambos ambientados en Tokio, concretamente en los alrededores del mercado de Tsukiji, que, como el monte Fuji, sigo si haber visto, y el barrio electrónico de Akihabara.

17.3.10

Fotos descolocadas

Antes de llegar a Tokio tuvimos que ir en el shinkansen desde Kioto. En la zona de Nagoya había caído una nevada considerable.




En el camino se ven fábricas tan famosas como éstas.


Y a la altura de Shizuoka, los campos de té.

El Monte Fuji, como siempre, esquivándonos.